News

Natural satellites

Prometeo, la luna ladrona de Saturno

Posted by msolarte on Apr 02, 2009 - 02:40 PM

Noticia tomada de nuestro portal asociado Exobiología y ciencias planetarias a cargo de Luís Arcelio Saldarriaga.


El anillo F de Saturno presenta bandas oscuras, las cuales se forman por la pérdida de material debido a la atracción gravitacional de una pequeña luna ladrona llamada Prometeo. En la mitología griega, Prometeo fue el que se encargó de robar el fuego de los dioses para dárselo a los humanos.

Prometeo_1

Prometeo ejerce su acción gravitacional sobre el tenue anillo F de Saturno.


Los anillos de Saturno se identifican en orden alfabético, según han sido descubiertos (de adentro hacia afuera, ellos son D, C, B, A, F, G y E). Y aunque en las imágenes dan la impresión de ser bandas sólidas, en realidad son agrupaciones de pequeñas partículas de hielo y polvo. Todos presentan rasgos característicos, los cuales se sabe que son producidos por la interacción gravitacional con pequeñas lunas que giran en sus cercanías. Prometeo, por ejemplo, es una pequeña luna de Saturno de apenas 100 km de ancho, la cual gira cerca de la parte interior del anillo F. Cuando Prometeo alcanza su apoapsis (el punto de su órbita elíptica más lejano del planeta) se hunde en el borde interno del anillo F. En este punto, su gravedad arranca partículas del anillo y forma una estructura en forma de serpentina, la cual se alarga a medida que la pequeña luna se mueve hacia su periapsis (el punto de su órbita elíptica más cercano al planeta). Luego, al moverse de nuevo hacia su apoapsis, la serpentina se rompe, lo que deja un canal oscuro dentro del anillo. Este ciclo se repite en cada órbita, lo cual sucede cada 14,7 horas, por lo que siempre hay formación de serpentinas en su periapsis y de canales oscuros en su apoapsis.

Prometeo en acción

Prometeo


En esta imagen, tomada por la sonda Cassini el 16 de octubre de 2006, se observa a Prometeo en el momento de "robar" material del borde interno del anillo F de Saturno (durante su periapsis), para crear una nueva serpentina, algo que se repite en cada una de sus órbitas (o sea cada 14,7 horas).

Prometeo_2


En esta imagen, tomada por la sonda Cassini el 14 de enero de 2009, abajo a la izquierda se observa una estructura en forma de V invertida. Se trata de Prometeo (y su sombra) justo en el momento en el que su gravedad comienza a crear una nueva serpentina en el anillo F. Sus efectos gravitacionales sobre el anillo también se pueden observar en el lado derecho, donde formó un canal oscuro (por extracción de material) unas 15 horas antes, el cual cruza el anillo. Un canal más tenue (y más antiguo) se observa en el extremo superior derecho de la imagen.


El efecto Prometeo

Prometeo_3

Este mosaico de 15 imágenes, tomadas por la sonda Cassini el 15 de abril de 2005, muestra una región de 147.000 km a lo largo del anillo F (en dirección horizontal en la imagen), la cual representa aproximadamente una sexta parte del anillo, cuyo ancho es de 1.500 km (en dirección vertical en la imagen). El proceso que se observa en este mosaico tuvo una duración aproximada de 2,5 horas. Se observa claramente una serie de bandas transversales, cada una de más de 1.000 km de ancho, las cuales corresponden a los canales oscuros. Cada banda tiene una inclinación diferente debido a que las partículas más cercanas a la luna se mueven más lentamente (en relación con ella) en comparación con los más lejanas. Esto hace que los canales oscuros se alarguen con el tiempo y que tiendan a "inclinarse". Por lo tanto, los canales a la derecha (los más verticales) son los más recientes, mientras que los de la izquierda (casi horizontales) son los más antiguos. Prometeo se observa en el extremo inferior derecho (como una mancha blanca).

Este fenómeno no ha sido detectado en ningún otro sistema de anillos planetario (recordemos que Júpiter, Urano y Neptuno también tienen anillos), pero simulaciones por computador muestran que puede ser explicado completamente por la interacción gravitacional del anillo F con Prometeo. Como la órbita excéntrica de esta luna se está desplazando gradualmente, se calcula que a comienzos de diciembre de 2009 (este año) alcanzará su máximo acercamiento al anillo F. En ese momento, el apoapsis de Prometeo estará alineado con el periapsis del anillo, por lo que se espera observar mayores perturbaciones en él. Se predice que incluso habrá impactos de sus partículas sobre Prometeo.



Información adicional


Imágenes cortesía:
NASA/JPL/Space Science Institute 


 

Comments

Only logged in users are allowed to comment. register/log in